Cancion para las Mercedes

(para Mercedes)

Déjame morir muy despacio
con la sangre de mis labios
te escribiré una canción
para ti mercedes.

El mundo se va de viaje
y yo sentado
viendo pasar el tiempo,
y tu dormida
soñando con la libertad.
Déjame vivir en tus abrazos
gitana de mi suerte
y de mi soledad,
déjame sentado en tu regazo
y juntos abrazados
seremos uno solo.
Dime que es cierto,
que no estoy vivo
que estoy muerto,
que estoy dormido
y no estoy despierto,
pellízcame por que hoy
puedo volar.

Ciego siento tus caricias,
aun escucho el susurro
de tu cuerpo en movimiento,
y aunque no te tengo cerca
no puedo llorar.
Dame un poco más
de tu sexto sentido
de tus dos ojitos negros
de la noche de tu pelo
del sueño de tus caderas
de tu forma de ver la realidad.

El mundo se baja
en la siguiente estación
pero yo no pierdo el tiempo,
y tu tan cansada
que has venido a esperarme.
Déjame vivir en tus abrazos
princesa de mi suerte
y de mi soledad,
déjame sentado en tu regazo
y juntos abrazados
seremos uno solo.
Dime que es cierto,
que no estoy vivo
que estoy muerto,
que estoy dormido
y no estoy despierto,
pellízcame por que hoy
puedo volar.

Ciego siento tus caricias,
aun escucho el susurro
de tu cuerpo en movimiento,
y aunque no te tengo cerca
no puedo llorar.
Dame un poco más
de tu sexto sentido
de tus dos ojitos negros
de la noche de tu pelo
del sueño de tus caderas
de tu forma de ver la realidad.


Pregúntale al sol
que despierte a la luna
que nos pase a buscar
poco antes de la una,
que me abra tu corazón
y nos duche de espuma,
de champán y de amor
y de otras mil diabluras
pregúntale al sol
pregúntale a la luna,
pregunta que será, será
pregúntale a tu corazón.

FIN DEL CUADERNO GRIS

1 comentarios:

  1. caminante
  2. Que comience otro cuaderno.
    Un abrazo

CUENTANOS SI TE GUSTÓ