Una balada no tiene porque ser una canción de amor

Una balada no tiene por que ser una canción de amor,
ni un cuento triste,
ni un chiste,
ni nada.
Una batalla no tiene por que ser una posible solución,
ni una victoria,
ni la gloria,
ni tan si quiera una batalla.
Caminar es como nadar a la orilla del miedo
a cada paso en falso,
a cada paso incierto,
si me caigo quien me recogerá.

Una guitarra no tiene por que ser una noche de pasión,
ni un grito del alma,
ni una mujer callada.
Una palabra no tiene por que querer decir nada,
ni un beso,
ni un sueño,
ni una mirada.
Correr es como bailar en la oscuridad
a cada falso abrazo,
a cada torpe intento de libertad,
si me caigo quien me recogerá.

1 comentarios:

  1. Cecilia
  2. Qué cierto! Muchas veces dar cosas por sentado es lo que nos hace la vida terriblemente aburrida.
    Muy cálido tu lugar, todo un gusto recorrerlo. Saludos!

CUENTANOS SI TE GUSTÓ